Durante el embarazo

Es mejor comenzar el uso de Samosdrav en el período inicial del embarazo, para el mantenimiento de la una circulación sanguínea normal. Ya en los primeros períodos de embarazo, comienza una insuficiencia de oxígeno en el cerebro, debido a que el organismo materno gasta mucha energía en el crecimiento del embrión. Además, los trastornos de la circulación sanguínea de la madre, provocan una hipoxia fetal que puede conllevar a distintas enfermedades del sistema nervioso y cardiovascular del niño en el período postnatal.

Esta demostrado que la hipoxia perinatal del feto, crea una base morfológica para la isquemia temprana del miocardio: el 32 % de los recién nacidos fallecidos presentan cambios necróticos y degenerativos de los músculos del corazón. El 14 % de esos cambios corresponden al infarto del miocardio en la zona de los ventrículos izquierdo y derecho.

Por ese motivo en el transcurso del embarazo, es muy importante mejorar el suministro de oxígeno y activar el suministro sanguíneo con ayuda de la gimnasia respiratoria, garantizando de esa manera la salud de la madre y del feto.